Dos estéticas de 1968: el diseño institucional y el graffiti callejero.

by

Dos tipos de artistas con tendencias estilísticas e ideológicas muy diferentes definieron la plástica mexicana en 1968: los que realizaron sus obras a través de máquinas de imprenta y los que trabajaron con esténciles, unos que hicieron sus imágenes en los espacios oficiales y otros que intervinieron espacios públicos, aquellos que buscaron dar una imagen del país frente a los extranjeros y aquellos que se preocuparon por mostrar otra realidad que se encontraba debajo de este retrato internacional.

En vísperas de la XIX Olimpiada México 68 el imaginario visual urbano se dividió en dos. Por una parte, se produjo una gráfica olímpica impecable a través del mundo del diseño institucional que pudiera decir que México era un país moderno capaz de albergar los Juegos Olímpicos. Pero, por otra parte, surgieron artistas que interpretaron la protesta obrero estudiantil con un tono de demanda y transgresión, realizando intervenciones con graffiti e impresiones clandestinas distribuidas en distintos lugares de la ciudad.

http://www.replica21.com/archivo/articulos/k_l/551_lopezz_68.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: